Las frutas de la pasión

La flor de la maracuya: fruta de la pasión

La flor de la badea: fruta de la pasión. Ilustracion del Selectarium estirpium Americanarum Historae

Esta fruta tropical –rica en vitamina C y fuente de proteínas, minerales e hidratos de carbono– proviene de la planta homónima, y posee una flor muy llamativa y especial: la pasionaria. Desde siempre hemos oído el nombre de esta fruta acompañada de un “apellido”: la fruta de la pasión. Pero, ¿por qué la llamamos así? Se produce y crece en países de América del Sur como Brasil, Colombia, Bolivia, Perú, Venezuela y Ecuador; y quizás por este motivo no me llamaba la atención su sobrenombre, ya que lo achacaba al carácter latino de sus lugares de procedencia. En realidad el principal exportador de esta fruta es hoy en día Australia con su competidor más cercano Papúa nueva Guinea, haciendo que el sabor y aroma del maracuyá no sea un manjar exclusivamente americano.

Si indagamos un poquito más aprendemos que los colonizadores españoles al ver la flor de esta enredadera, relacionaron sus elementos con los que se usaron en la Crucifixión de Jesús y bautizaron al maracuyá como el “fruto de la Pasión”. Su estructura pentarradial recibió una interpretación teológica. Con el gran recelo religioso de la conquista que los animaba, los misioneros comenzaron a usar esta flor para explicar a los infieles indígenas la truculenta historia de cristo. Sus cinco pétalos y cinco sépalos simbolizan diez de los doce apóstoles (todos salvo Judas Iscariote y Pedro), y los cinco estambres representarían los cinco estigmas. Por otro lado, los tres pistilos (de color más oscuro en la parte superior) corresponderían a los tres clavos de la cruz; y por último, la mayoría de sus variedades  presenta un color morado o  púrpura, tonalidad característica de la Semana Santa cristiana.  Tal fue el convencimiento de la iglesia que las órdenes sagradas no duraron en pintar la flor de la granadilla en hábitos, columnas y altares sacerdotales como símbolo manifiesto de la conquista de la fe sobre tierra americana.

6294535-illustration-of-maracuja-granadilla-and-flower-Stock-Vector-passionfruit-maracuya-flower

Fruta de la pasión, maracuyá, granadilla púrpura, pasionaria, curuba, parcha, calabacito, ceibey… todos estos nombres corresponden al fruto de la Passiflora Edulis, de ella hay muchísimas variedades. Solo un puñado de científicos sabe que hay más de 400 variedades de pasifloras, casi todas silvestres, regadas desde paramos húmedos hasta cálidos valles tropicales. El hecho de que haya tantas variedades de la planta hace que haya distintas frutas de la misma familia, y también muchos nombres. Hay quienes vehemente defienden que es la especie morada que se reserva el nombre de la “Fruta de la pasión”  pero al parecer, el apelativo define a todas las frutas de la Passiflora Edulis, Básicamente, hemos adoptados los nombres que se le da en los distintos países de cultivo.

frutos_de_las_principales_especies_cultivadas_de_passiflora

La variedad de frutos de la pasiflora son muy numerosas.

Entre las variedades más populares en Colombia tenemos:

Curuba (Passiflora Mollisima) Reina de tierras frías y páramos, tiene forma alargada de un pepino blando, cubierta en suave terciopelo vegetal. Posee semillas negras cubiertas de láminas rosadas que aportan un zumo ácido y perfumado que recuerda a la rosa por su buquette.

Granadilla (Passiflora ligularis) Crece en climas medios desde México hasta Perú. De cascara pecosa y quebradiza, de semillas agridulces y perfumadas que dejan en boca un frescor que recuerda a la miel o flores silvestres.

Maracuyá (pasiflora edulis) Nativo de Brasil, amarillo o violeta, de cascara lisa o corrugada y dura, encierra semillas envueltas en pulpa amarilla perfumada y muy ácida impregnada de un aroma único. Con él se ha hecho un lucrativo negocio de exportación a los países del norte donde pagan por probar el aliento del trópico, las memorias del paraíso.

La badea o granadilla gigante (pasiflora quadrangularis) de cascara verde y tierna envuelve semillas dulces pegadas a un caldillo rosado suave. En particular su flor es usada  para adornar terrazas y paredes y asegura que tiene propiedades calmantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s